Equinodermo – Diadema antillarum – Erizo de púas largas

Realmente se ha convertido en una plaga.

La gran mayoría de estas costas presentan o son blanquizales producidos por la gran voracidad de esta especie, que elimina toda la capa algal dejando las piedras peladas y blancas.

en los blanquizales es difícil que otras especies prosperen con abundancia, convirtiéndose las zonas infectadas en casi desiertos faunísticos.

Todo es debido a la sobre pesca de sus depredadores, peces de gran porte como los diferentes tipos de samas, el tamboril espinoso e incluso las estrellas de mar, recolectadas con fines “ornamentales”.

Las matanzas de erizos que se realizan usualmente en zonas de buceo no parecen ser del todo efectivas a la larga, aunque a corto plazo parece que, al menos, la zona se regenera y vuelva a atraer vida, sólo mientras se siga controlando de esta manera tan artificial la población de “diademas”.